Marcela C. Rodríguez Esq.
Abogado de Inmigración

Abogados Inmigracion Usa Abogados s Inmigracion Miami Usa,Abogado s Inmigración Miami, Abogado s de Inmigración Miami, Abogado s Inmigración en Miami, Abogado s de Inmigración en Miami

Diario Las Americas - Dilema para Inmigración


A diferencia de tiempos pasados, cuando inmigrar a EEUU era prácticamente un derecho, el gran país del norte cierra sus puertas cada día más. Aumentan los requisitos y la vigilancia en la frontera. Hay doce millones de indocumentados en el limbo y nadie se pone de acuerdo para darles una solución. Incluso Florida aboga por una ley que aleje a los indocumentados. Temas que llevamos a la mesa de la abogada Marcela C. Rodríguez, especialista en leyes de inmigración.

La primera pregunta es qué sucederá con tantos inmigrantes sin permiso de trabajo o residencia. ¿Habrá amnistía tarde o temprano?

“No se quiere plantear otro antecedente de amnistía”, planteaba la letrada. “Es un tema político muy polémico que en tiempos de elección para el Congreso se complica aún más. Creo que deben eliminar el término de amnistía. Cambiarlo por reforma general, por ejemplo. Así funcionaría mejor".

Unos acusan al Partido Republicano, otros al Demócrata ante la falta de una legislación que resuelva el problema. Incluso el presidente Barack H. Obama, que antes se comprometió a conseguir el llamado perdón este año, no pone plazos ahora.

También está el peso de la opinión pública. Más de la mitad de la población estadounidense desaprueba la amnistía y pide protección ante la avalancha de culturas foráneas, principalmente la hispánica. Un planteamiento que resulta ser políticamente incorrecto, pero es la realidad que parece crear el dilema en el Congreso.

No se quiere plantear otro antecedente de protección de lafrontera del país porque de ahí provienen los inmigrantes indocumentados”, comentaba la doctora en leyes, graduada de la Universidad Católica del Perú y especializada en University of Miami, así como Florida Internacional University.

No obstante, “según datos del Pew Hispanic Center, casi la mitad de los doce millones de inmigrantes indocumentados entraron a Estados Unidos legalmente. O sea, con algún tipo de visa que les permitía una estancia temporal como visitante, estudiante o trabajador”, (aunque luego decidieron quedarse ilegalmente cuando sus visas vencieron). “Entonces, no es totalmente un problema de seguridad en las fronteras”, afirmaba.

Volvemos a la amnistía ¿Cabemos todos? “Por el momento, creo que solamente habrán reformas menores como el DREAM Act o algo parecido a la 245(I) que beneficiaba a quienes entraron con algún tipo de visa y se quedaron”, manifestaba la abogada.

De hecho, el proyecto de ley DREAM Act, que abogaba mayormente por los estudiantes en buen índice académico y moral que llegaron a EEUU ilegalmente como menores; fue recientemente replanteado en el Senado de la Nación.

“No creo que haya sido rechazado. Creo que no fue aprobado por formar parte de otra ley que sí fue rechazada”, opinaba. La revocación del célebre DADT (Don't Ask, Don't Tell) del National Defense Authorization Act.

Dick Durbin, senador por el estado de Illinois, ha vuelto a replantear el proyecto juvenil como tal. Propuesta que volverá al pleno de la Asamblea para ser sometido a votación próximamente.

“La clave del éxito esperado para el DREAM Act radica en la inocencia de esos jóvenes. Que llegaron de la mano de un adulto y no son culpables de haber entrado ilegalmente a EEUU”, opinaba la experta en leyes de inmigración.

“Algo tendrán que hacer tarde o temprano”, aseguraba. “Los indocumentados no tienen voto, pero sus amigos sí”, afirmaba la abogada Marcela C. Rodríguez.

Dentro de tanta adversidad, sobresale la mejoría del servicio en las dependencias de Inmigración. “Ha mejorado mucho desde que descentralizaron el servicio”, alegaba. “Antes contábamos con una dependencia en Miami que atendía toda esta gran región. Ahora contamos con tres sucursales, repartidas en norte, sur y centro. Incluso otra en Broward County. Esto facilita el trabajo y disminuye el tiempo de espera”. Demora que sobrepasaba los quince meses para una solicitud de ciudadanía y hoy no llega a cinco por norma.

Inclusive el proceso de residencia por derecho de matrimonio toma de cuatro a cinco meses hoy. “Aquí debemos mencionar cómo la crisis de la economía afecta a la pareja y el proceso de solicitud”, planteaba. “He notado un aumento sustancial de divorcios por problemas económicos y antes del cumplimiento de los dos años de residencia condicional”, afirmaba. Aumento que la especialista en asuntos de inmigración sitúa en un 60 por ciento.

En tal caso, si el matrimonio termina antes del cumplimiento de los dos años, el interesado está obligado a probar que el matrimonio fue de buena fe durante el tiempo que duró. ¿Cómo lo logra? Pues debe convencer al juez con pruebas suficientes que así lo demuestre.

Otro tema de interés es la pérdida de la Residencia. La célebre Green Card, que ya no es verde. Privación que crece en números. Aquellos que sólo son residentes legales y se ausentan de EEUU por más de doce meses son usualmente detectados al regresar. Situación que conduce a la pérdida del estatus de residente legal y la deportación inmediata ante la falta del documento o visado para entrar.

“Los tiempos han cambiado”

“Los tiempos han cambiado”, comentaba. “Antes no existía el control de salida, ahora sí”, explicaba. “La aerolínea informa quién y cuándo viaja al extranjero”. De esa manera, el Homeland Security, que atiende los asuntos de inmigración, conoce el tiempo que un residente está fuera del país. “Por eso la ley especifica que si demoras doce meses pierdes el derecho. Incluso, si tan sólo te ausentas seis meses puedes ser sometido a un interrogatorio”, agregaba.

“Estados Unidos, como país soberano, tiene derecho a decidir quién o cómo puede entrar o permanecer en el territorio nacional”, manifestaba la doctora en leyes. “Pero hay normas que no funcionan y deben cambiar”, aseguraba. Normas como el limbo en el que se encuentran los sin papeles.

NOTA: Para mas informacion consulte con nuestros abogados de inmigracion en Miami, FL (786)-347-6474; o Charlotte, NC (704)-469-6746.

Comentarios están desactivados.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com